05 Febrero 20175 Adviento

Homilia de Padre Phil Bloom
Stmaryvalleybloom.org
* Disponible en Inglés - ve Homilías Inglés
5 Adviento
Sabiduria Escondida Semana 2 - Sal y Luz (5 de febrero de 2017)

Mensaje: Tu y yo quizas no tenemos momentos tan dramaticos para ser sal y luz. Pero aun en nuestra sociedad abundante encontramos los abandonados y perdidos - tal vez en nuestras propias familias.

La semana pasada empezamos una nueva serie titulada Sabiduria Escondida. San Pablo nos dice hoy que no vino con elocuencia sino el poder del Espiritu de Dios. Pablo revela su determinacion de predicar solamente a Jesus y a el crucificado. Tuvimos un ejemplo de Sabiduria Escondida el domingo pasado en las Bienaventuranzas. Si las tomamos como sabiduria ordinaria parecen sentimentales. Pero al verlas como sabiduria escondida - una sabiduria que muestra nuestra relacion con Jesus crucificado - entonces se vuelven brillantes y practicas. Hoy vemos esa sabiduria escondida en practica. Jesus nos dice ser sal y luz. Isaias explica que si compartimos nuestro pan con los hambrientos y techo con los sin hogar, nuestra luz brillara como la aurora.

La vi cuando estaba en el Peru. No es que hice algo heroico. De hecho tuve una enfermedad que me quito la voz por dos semanas. Y cuando la voz retorno empezaba a toser antes de cumplir una frase completa.

Pues, en la semana final habia programado un misa con las Hermanas de la Santa Teresa de Calcuta. La ultima vez que celebre misa por ellas fue hace 45 anyos en Roma poco despues de mi ordenacion. Esta vez en el Peru yo habia cancelado muchos eventos pero este evento no pude. Despues de la misa uno de los voluntarios de Mary Bloom me pidio visitar un hombre abandonado. Cuando llegamos a su choza encontramos un hombre en circunstancias terribles: 84 anyos de edad, abandonado por unico hijo estaba completamente dependiente de la caridad de otros. Despues de la uncion notificamos a las Hermanas de Madre Teresa Nos dijeron que eran listas a recibir al hombre en su hogar. Y su nombre. Victor! Hay un nombre mejor para representar la Sabiduria de Escondida de Cristo crucificado? El hombre parecia rendido como Jesus en la cruz. Pero es el vencedor o sea victor. Como San Pablo dice no los elocuentes, ni los poderosos sino los que abrazan la sabiduria escondida de la cruz.

Esta sabiduria escondida se ve en la sal y luz. Las hermanas de Madre Teresa y tengo que decir Luz Marron directora del Centro Mary Bloom - son sal y luz, trayendo a Victor del abandono y mostrando su dignidad verdadera: no una carga para la sociedad sino un hombre creado en la imagen de Dios y redimido por Jesus.

Tu y yo quizas no tenemos momentos tan dramaticos de ser sal y luz. Pero aun en nuestra sociedad abundante encontramos a los abandonados y perdidos - tal vez en nuestras propias familias. La proxima semana Jesus no dara consejos practicos para ser sal y luz - cosas que tu y yo podemos hacer a pesar del costo.

Hoy consideramos el reto de Co-responsabilidad: compartir pan con el hambriento y techo con los sin casa. Entonces dice Isaias, "Entonces brillará tu luz como el amanecer y tus heridas sanarán muy pronto. Si ayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará en la oscuridad, tus sombras se convertirán en luz de mediodía.." Amen.
Homilia de la Parroquia Nuestra Senora de la Caridad del Cobre, Caracas
Homilia.org
5 Adviento
Domingo 5 del Tiempo Ordinario - Ciclo "A"
5 de Febrero de 2017

?Ustedes son la sal de la tierra ... Ustedes son la luz del mundo? (Mt. 5, 13-16), nos dijo el Señor en el Sermón de la Montaña. Cuando no somos sal ni luz, no somos cristianos útiles. ¿Y cuál es la sal y la luz que faltan para dar sabor al mundo? Revisemos nuestro ambiente. ¿Cómo está el mundo? El mundo está intoxicado de conocimientos humanos y está insípido de Sabiduría Divina. El mundo está intoxicado de falsos valores y está insípido de valores eternos. El mundo está intoxicado de materialismo y está insípido de espiritualidad. Por eso el mundo necesita recibir el sabor de la sal que Jesús nos pide que le demos.

El cristiano debe darle sabor a este mundo insípido con lo que realmente es importante, que son las verdades y los valores eternos. El cristiano debe darle sabor a este mundo insípido con lo que realmente es importante, que son las verdades y los valores eternos. Por cierto, fijémonos que también nos alerta el Señor de no volvernos insípidos nosotros mismos, pues se nos puede ?echar fuera?, como la sal que no sirve.

En cambio, cuando se es ?sal?, también se es ?luz?. ¿Y de dónde sacamos la sal para dar sabor al mundo? La sacamos de la ADORACION a Dios, porque no puedo ser sal si no obtengo el sabor que me da el Señor en la oración. A eso se refiere la ADORACION.

ADORAR es orar de una manera muy especial, y sólo así puedo recibir la sal con la que voy a dar sabor al mundo. ¿Y cómo adoramos? ADORAR es saber que Dios me ha creado. Y porque me ha creado, le pertenezco, dependo de El. Y como dependo de El, me rindo a El haciendo su voluntad.

Pero si no sabemos adorar a Dios, sucederá que la sal se volverá insípida y no será útil. En el Aleluya hemos recordado que Jesucristo es ?la Luz del mundo? (Jn. 8, 12). Porque cuando se es ?sal?, también se es ?luz?. Jesucristo es ?la Luz del mundo?. Y El nos hace ser partícipes de esa luminosidad suya, siendo nosotros resplandores de El. Así, al adorar a Dios, somos también portadores de la Luz de Cristo, porque somos reflejo de El. Sal y luz. Eso debemos ser.

Al llenarnos de la sal de Jesús en la ADORACIÓN, podremos llevar la Sabiduría Divina al mundo intoxicado de conocimientos humanos; los valores eternos al mundo intoxicado de falsos valores; la espiritualidad al mundo intoxicado de materialismo. Eso es ser ?sal?. Al ADORAR también podremos practicar la Caridad, siendo reflejos del Amor de Dios. Y es que, si no adoramos, corremos el riesgo de que nuestra solidaridad para con los demás sea un mero acto de filantropía humana, y no lo que debe ser: un verdadero reflejo del Amor de Dios. Por eso la Primera Lectura del Profeta Isaías (Is.58, 7-10) nos habla de las obras de misericordia: dar de comer al hambriento, dar techo a quien no lo tiene, vestir al desnudo, etc. Practicando la caridad así -no como un acto de filantropía humana, sino como reflejo del Amor de Dios- también seremos luz. Nos dice Isaías que cuando se es misericordioso y caritativo, ?surge tu luz como la aurora ... brilla tu luz en las tinieblas y tu oscuridad es como el mediodía?.

El Salmo 111 recuerda cómo el cristiano es luz. ?El justo brilla como una luz en las tinieblas?. Ser justo se refiere aquí a vivir ajustados a la Voluntad de Dios. Continúa el Salmista diciendo que el justo no vacila, está firme siempre y no teme las malas noticias, pues vive confiado en el Señor. Y San Pablo en la Segunda Lectura (1 Cor. 2, 1-5) nos muestra cómo debe ser el cristiano que desee cumplir con ser ?sal de la tierra? y ?luz del mundo?. ¿Qué hizo San Pablo? El se limitó a ser portador de Cristo, no usó discursos llenos de sabiduría humana, sino que imitó a Cristo y habló de Cristo. San Pablo (1 Cor. 2, 1-5) nos muestra cómo debe ser el cristiano que desee cumplir con ser ?sal de la tierra? y ?luz del mundo?. No consiste en estar llenos de conocimientos humanos, ni mucho menos en predicar la sabiduría que fenece, que es engañosa, que está llena de orgullo y de vanidad y que, por lo tanto, es vacía.

San Pablo nos dice que él se limitó a ser portador de Cristo, que no usó discursos llenos de sabiduría humana, sino que imitó a Cristo y habló de Cristo. Sólo así, haciendo lo que Jesús nos pide, lo que el Papa nos recuerda, lo que San Pablo hizo, podrá el cristiano ser ?sal?, dando sabor de Dios al mundo vacío de El, y ser ?luz?, iluminando al mundo con Sabiduría Divina.
These homilies may be copied and adapted for your own use; however, they may not be commercially published without permission of the author.